Manifiesto de los niños, niñas y adolescentes hospitalizados

Compartir

12 de agosto de 2020

Dra. Eliana Zemanate – Médico Pediatra
Dra. Julietha Castro – Médico Pediatra

Múltiples declaraciones se han manifestado en busca de la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes, y dentro de ellos la promulgación de derechos de los niños hospitalizados. Algunas como la carta europea de los derechos del niño hospitalizado, y en nuestro país se ratifica la Convención de los Derechos del Niño con la Ley 12/89. Más adelante en la Constitución Política de 1991 se consagran los derechos de los niños y niñas como prevalentes sobre los derechos de los demás, y se establece la obligación del Estado para asegurar y proteger sus derechos fundamentales sin consideración de raza, sexo o religión.

Siguiendo este camino y después de varias reformas al código del menor, es aprobada el 29 de agosto del 2006 y ratificada por la Presidencia de la República de Colombia la Ley 1098, por la cual se expide el Código de la Infancia y la Adolescencia. El nuevo código se orienta en la perspectiva de los derechos humanos frente a la infancia y adolescencia, y señala los nuevos roles que la familia, la sociedad y el Estado deben asumir, como garantes de los mismos.

Lo anterior, reconoce el papel de los niños como sujetos sociales, económicos, políticos, civiles y culturales, y garantiza y establece las normas mínimas para proteger los derechos de los niños en todas las circunstancias. La hospitalización no debe inhabilitar los derechos de los niños, es por eso que los hospitales y el personal de salud deben velar para que los derechos sean aplicados en la vida de los niños hospitalizados, siempre teniendo en cuenta su interés superior. Los trabajadores de la salud debemos considerar las implicaciones para el niño, la niña o el adolescente que sufre cuando es hospitalizado en una institución de salud. El niño es retirado de su entorno familiar y de sus seres queridos y de quienes recibe afecto y apoyo, cambiando súbitamente sus hábitos cotidianos, tipo de alimentación, manejo del tiempo libre con juegos y objetos o mascotas que le gustan. Además, se interrumpe para muchos la educación formal, se siente solo y ansioso ante un medio externo desconocido para él, con miedo ante la posibilidad de morir, no salir de allí y otro tipo de imaginarios.

Los principales artículos de la convención que se aplican en la atención de salud son: Artículo 5. (Derecho a que toda orientación y dirección de los adultos sea en consonancia con la evolución de las facultades del niño); Artículo 12. (Derecho del niño a expresar sus opiniones y a ser escuchado y considerado seriamente), y Artículo 16. (Derecho a la privacidad y el respeto por la confidencialidad), de los cuales se desarrollan los siguientes:

1) Derecho a un acompañamiento*: Estar acompañados por sus padres o acudientes todo el tiempo que permanezcan internados, incluyendo los momentos de observación en urgencias, hospitalización y salas de recuperación postquirúrgica.

2) Derecho a una atención separada: Ser atendidos en espacios separados de los adultos, teniendo en cuenta las necesidades de los niños; que sean seguros, señalizados, con tamaño, diseño y decoración adecuados. Ser hospitalizados con personas de su misma edad y si son adolescentes, con personas de su mismo género y edad, en espacios amplios donde no haya hacinamiento.

3) Derecho al juego**: Tener oportunidades de juego, recreación y educación de acuerdo con su edad y condiciones de salud. Derecho a disponer de juguetes, libros y material audiovisual y educativo, así como de espacios y tiempo para el juego y el estudio.

4) Derecho a una atención capacitada y adecuada: Ser cuidado por personal capacitado, cuyo entrenamiento y habilidades les permita responder a las necesidades físicas y emocionales de los niños y sus familias, y que sea conocedor y respetuoso de sus derechos y brinde una atención personalizada y un trato digno que sea amable, comprensivo y respetuoso.

5) Derecho a una información adecuada***: Que sus padres y ellos mismos reciban información permanente, acorde con su edad y entendimiento, con respecto a las condiciones de salud, exámenes, procedimientos, diagnósticos o curativos, y tratamientos, así como con respecto a los procesos administrativos (se recomienda tener programas de preparación para cirugía).

6) Derecho a ser escuchado: Que sus opiniones sean escuchadas y tenidas en cuenta durante toda la hospitalización.

7) Derecho a una hospitalización corta: Ser hospitalizados durante el menor tiempo posible y solo si el cuidado que requieren no puede ser dado ambulatoriamente.

8) Derecho a información en su propia lengua: Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a recibir información en su propia lengua a través de intérpretes de diferentes culturas y países, libros, periódicos, radio, televisión e Internet. En especial toda la información que sea importante para su bienestar y desarrollo.

9) Derecho a la confidencialidad: Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho al respeto de su privacidad. De acuerdo a este principio el niño/a debe recibir una atención de la salud respetuosa de su intimidad, privacidad y confidencialidad. Los niños deben tener espacios individuales y que permitan privacidad a fin de que cuando se les haga un examen que implique desnudez, extracción de líquido o manipulación dolorosa, le sea respetada su intimidad.

10) Derecho a ser protegidos contra toda forma de maltrato o violencia: Contar con el personal de apoyo o la red de servicios que garantice la atención de niños con maltrato infantil y/o abuso sexual. Contar con los procesos que determinen la atención urgente de casos en los cuales se sospecha maltrato infantil y/o abuso sexual, en los servicios de urgencias.

ANEXO. *CONSIDERACIONES EN ÉPOCA DE PANDEMIA COVID-19

* Derecho a un acompañamiento: En circunstancias especiales se garantizará un solo acompañante durante todo el tiempo de hospitalización. En las áreas críticas dependerá del diagnóstico.

** Derecho al juego: Permitir el ingreso de juguetes, equipos de tecnología y libros bajo protocolos de desinfección.

*** Derecho a una información adecuada: Optimizar la información de manera pertinente, incluso haciendo uso de herramientas de tecnología como videollamadas, las cuales sirven como un elemento para disminuir la ansiedad del niño y su familia.

MIS DERECHOS CUANDO ESTOY HOSPITALIZADO

1) Tengo derecho a estar un acompañamiento por mis padres o acudientes mientras permanezca hospitalizado. *
2) Mi atención sera en lo posible en espacios solo para niños.
3) Tener oportunidad de juego, recreación y educación de acuerdo a mi edad y condición de salud. Puede llevar mi juguete. **
4) Debo Ser atendido por personal capacitado, amable, comprensivo y respetuoso .
5) Mis padres y yo debemos recibir explicación entendible a cerca de mi enfermedad, los procedimientos y tratamientos que me deban realizar .***
6). Mis opiniones deben ser escuchadas y tenidas en cuenta durante toda la hospitalización.
7).Debo estar hospitalizados durante el menor tiempo posible si mi enfermedad lo permite.
8) Recibir información en mi propia lengua.
9) Respeto por mi privacidad procurando espacios que favorezcan mi intimidad.
10) Debo ser protegido contra toda forma de maltrato o violencia.