Comunicado a la opinión pública

Compartir

Una vez más el terrible flagelo de la violencia intrafamiliar continúa con sus expresiones de horror, segando la vida de tantos niños de nuestro país, como víctimas de comportamientos violentos y agresivos en el seno mismo de la familia, dadas sus condiciones de injusta desventaja y muchas veces con omisión de estas denuncias por parte de la sociedad, bajo la premisa falaz de que este tipo de situaciones denigrantes hacen parte de lo privado.

Frente a este desolador panorama, la Sociedad Colombiana de Pediatría expresa su más enérgico rechazo a todo tipo de violencia que afecte a los integrantes del tejido social, donde la niñez se constituye en protagonista fundamental como presente y futuro de la sociedad. Recuerda una vez más, la inmensa responsabilidad que compete a todos los estamentos (Estado, familia y sociedad), para garantizarle a la niñez de nuestro país la vida digna que necesita para crecer y vivir en Paz.

Todo lo anterior, en concordancia con la preocupante reflexión que compartimos de la escritora Guadalupe Nettel cuando afirma que: “La violencia social primero se originó en la intimidad”.

Marcela Fama Pereira
Presidente

Sociedad Colombiana de Pediatría