¿Por qué regresar al colegio es necesario para garantizar la salud de los niños, niñas y adolescentes?

Compartir

– Es mucho lo que se ha hablado sobre los riesgos del retorno al colegio de los Niños, Niñas y Adolescentes (NNA), dado el temor que genera pensar en los contagios por covid-19 en esta población. Sin embargo, existen otros factores determinantes que también están afectando y poniendo en riesgo el desarrollo y la salud de los NNA, y que, de no ser atendidos, podrían generar un impacto negativo muy grande.

Y es que, aunque el hogar sea un entorno seguro para protegerlos, el aislamiento y la reducida interacción física con personas de su edad ha generado que nuestros niños, niñas y adolescentes, desarrollen condiciones menos favorables en su proceso de aprendizaje.

En palabras del doctor Dario Botero Cadavid, Médico Pediatra Puericultor e integrante del Comité de Crianza y Salud de la Sociedad Colombiana de Pediatría (SCP), así como miembro de nuestra regional Bogotá y su Comité de Puericultura: “El regreso a las aulas escolares es vital e importante para los niños, niñas y adolescentes, primero porque la decisión de pasar a la educación virtual el año pasado fue una medida de contingencia para garantizar el cumplimiento del derecho a la educación, y segundo porque los estudios han demostrado que no es la misma dinámica de aprendizaje cuando se está cara a cara con el profesor”.

Además, factores como la socialización, la interacción, el manejo de las emociones, las habilidades motoras y el lenguaje, entre otros, son algunos de los aspectos que se han visto comprometidos y que prenden la alerta entre los profesionales de la salud, ya que esto representa un retraso en el desarrollo integral de la población en edad escolar.

Pero entonces, ¿es seguro que regresen al colegio? El Dr. Botero indica que existen al menos tres razones por las cuales es seguro, importante y necesario que se dé este retorno a las aulas de manera presencial:

1. La evidencia disponible a la fecha señala que el Coronavirus tiene un menor impacto en los niños comparado con los adultos, y que la letalidad es muy baja respecto a otros grupos poblacionales.

2. Los expertos han mostrado con estudios de observación que el aprendizaje no es el mismo. Actividades como leer, escribir y sumar, en niños muy pequeños, se han visto retrasadas y no han tenido el mismo impacto desde el punto de vista del aprendizaje.

3. El colegio también es un garante de los derechos fundamentales de los NNA, como lo es el acceso a la educación o también a la alimentación; hay muchas instituciones y colegios que ofrecen alimentos a los niños y niñas, y esté puede ser el único que reciben durante el día. También es posible hablar del derecho al bienestar de los niños, pues cuando hay condiciones de maltrato físico en casa, el colegio se vuelve un espacio con el cual el niño puede contar, con los debidos protocolos, y le permite a la institución activar las alertas necesarias para que se garantice la protección y así evitar que la violencia se mantenga.

Es, entonces, necesario entender que el cuidado y la protección de los NNA no debe encasillarse únicamente en “cómo evitamos que se contagien de coronavirus”, también tiene mucho que ver en cómo aseguramos que su desarrollo físico y emocional sea óptimo, y en ello, el llevar a cabo su proceso de aprendizaje en el colegio desempeña un papel fundamental.

Por otra parte, en cuanto a materia de salud mental de los NNA, con la pandemia hubo una afectación grande y en distintos órdenes. El aislamiento generó perjuicio y retraso en la parte lúdica,  lo cognitivo y lo social. Al respecto, el doctor Roberto Chaskel, Psiquiatra Infantil y miembro de la SCP, indicó que: “Es muy recomendable que los niños regresen al colegio, porque uno de los elementos importantes es el desarrollo social y este primordialmente se da en dicho lugar, no se da en otros espacios o tiempos. Por lo cual, es muy necesario para el desarrollo global del niño que retorne al colegio”.

Asimismo, el Dr. Chaskel asegura que el colegio provee crecimiento emocional y permite el desarrollo de habilidades comunicativas, de negociación en situaciones e interacción con sus pares, lo cual con la virtualidad se ha visto limitado y  es fundamental para que el niño llegue a la vida adulta con las destrezas necesarias.

 

Sin embargo, también es muy importante el manejo que se le debe dar a este retorno, ya que tanto el momento de quedar aislados como este nuevo de reincorporación implica que se tomen medidas que favorezcan la transición. Los niños con edad actual entre 3 y 7 años, por ejemplo, están más habituados a la compañía de sus padres y madres en casa, por ende, es más complicado para ellos hacer un cambio a una vida o interacción que quizá no conocen o no lograron desarrollar con tanta fuerza en comparación con los pre y los adolescentes que, antes de la pandemia, ya sabían qué era desenvolverse en entornos apartados de sus familias.

En cuanto a los padres y madres de familia, y cómo manejar la situación de este regreso, a continuación se presentan algunas recomendaciones de parte de los dos expertos:

1. Verificar que el colegio tiene y cumple con los protocolos de la respectiva Secretaría de Educación.

2. Ser agentes activos para la socialización de esos protocolos con los niños. No esperar solamente que en el colegio se brinde la información.

3. Promover el retorno al colegio y ayudar a resolver las ansiedades que se puedan presentar por parte de los NNA.

4. Asegurarse de que los niños coman saludablemente, así como fomentarles la actividad física y el descanso (dormir la cantidad de horas necesarias).

5. No trasladar a los niños la ansiedad o los  impactos emocionales que les pueda representar el hecho de que ellos regresen al colegio.

6. En los casos que haya ansiedad permanente, depresión o cualquier otro trastorno psicológico de parte de los NNA buscar ayuda profesional.