lactancia

LACTANCIA MATERNA Fundamento de la vida

Se aproxima la Semana Mundial de la Lactancia Materna, del 1 al 7 de agosto 2018, una iniciativa de la Alianza Mundial pro Lactancia Materna (WABA), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), con el fin de movilizamos para pro- mocionar, apoyar y proteger la lac- tancia materna, pues se ha convertido en un reto mundial mantener unas prácticas adecuadas.

Es por esto que desde la Sociedad Colombiana de Pediatría (SCP), comprometidos como estamos con la infancia, hemos dedicado esta publicación a considerar la lactancia materna

como FUNDAMENTO DE LA VIDA, de acuerdo al lema de la celebración de este año.

El logo y eslogan se refieren también al significativo vínculo entre lactancia materna y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), enfocados en nutrición (hambre cero), seguridad alimentaria, productividad, reducción de la pobreza, trabajo femenino y supervivencia, salud y bienestar, así como medio ambiente y cambio climático, evidenciando que la leche materna proporciona una fuente de alimento natural y renovable que no requiere embalaje, almacenamiento, transporte

o combustible para su consumo.
En esta entrega revisaremos algunas de las estrategias que se están implementando en nuestro país como ejes de fortalecimiento para la lactancia materna como son los Bancos de Leche Humana (BLH) y la Salas Amigas de la Familia Lactante del entorno laboral. De igual forma, beneficios y aspectos importantes de esta práctica, así como enlaces y documentos relevantes, relacionados con el tema para que sean de su consulta y revisión a través de la página web institucional: www.scp.com.co. Como pediatras sabemos que la leche materna es más que el mejor y único alimento que una mamá puede ofrecer a su hijo al nacimiento: es un tejido vivo que contiene un regalo de vida. Ese primer con- tacto entre la madre y su bebé son cruciales para el fortalecimiento del vínculo afectivo, es una experiencia sin igual e intensa, porque integra al padre y a la familia en la práctica de la lactancia materna, siendo estas dos acciones determinantes en la salud y desarrollo emocional del niño.

Según numerosos estudios, la lactancia materna mejora la salud a largo plazo de los niños y protege contra la enfermedad y la muerte, sin olvidar las ventajas para la salud de la madre ya que ayuda a reducir el cáncer de mama, de ovario y la depresión posparto. En todo el mundo, las prácticas inadecuadas de lactancia dieron como resultado casi el 12% de todas las muertes entre los niños menores de 5 años de edad.

Durante años usamos prácticas en salas de parto que se convirtieron en verdaderas barreras para el inicio de la lactancia, desaprendiendo y volviendo a lo natural de la recomendación dada por la OMS hace ya 25 años. Vemos como la Encuesta Nacional de Situación Nutricional (ENSIN) 2015 muestra un incremento importante en el porcentaje de lactancia materna temprana del 16% al 72,7%, superando la cifra mundial que alcanza el 45%.

Las madres suspenden la lactancia por múltiples causas: psicológicas, médicas y culturales. Asimismo, por la falta de apoyo en los servicios de salud por des- conocimiento y pobre interés de los profesionales, la ausencia de políticas institucionales y la falta de cumplimiento de los entes gubernamentales.

Aunque lactar en público “no está muy bien visto” y los pechos se han sexualizado en los medios, las madres anónimas y famosas en todo el mundo, asumen su lactancia como un acto natural, tal como la bella modelo de las últimas se- manas en una pasarela de Estados Unidos.

De otro parte, el concepto que siempre se ha entregado a las madres y sus familias de que la leche materna es gratis o económica debe ser modificado, ya que se requiere una inversión y movilización con importante compromiso genuino del Gobierno y las autoridades de salud, con el fin de establecer la normalidad de la lactancia. Además, hacer énfasis en que la madre con responsabilidad, compromiso y amor, dedica largas horas al cuidado de su bebé y eso no tiene precio.

En conclusión como lo publica la Revista The Lancet sobre Lactancia Materna, en su entrega 2016: “La leche materna hace que el mundo sea más sano, más inteligente y tenga más igualdad”. La invitación es a comprometernos como pediatras a promocionar, proteger y respaldar las estrategias que fomentan la lactancia, y a capacitarnos en consejería, pues nos permite el mejor acompaña- miento entre las madres lactantes. Todo decimos “es lo mejor”, entonces hagamos lo posible para que lo sea, que sea fundamento de la vida.

 

Julietha Castro Gaona

Pediatra Vocal Junta Directiva Nacional

 

Descargar PDF