Compartir

Medicina, pero con compromiso

pvoz-may-2013-2

Nuestra labor solo estará completa cuando logremos ofrecer a todos nuestros pacientes una atención de alta calidad y al alcance del pleno disfrute de los avances científicos y tecnológicos de la profesión.

Durante el medio siglo pasado se produjeron un sinnúmero de grandes adelantos en la ciencia que han impactado de manera trascendental todos los campos del conocimiento humano.

La medicina y las ciencias de la salud no han sido ajenas a sus efectos, y es así como ellas han sido permeadas por conceptos como la globalización, nanotecnología, teleasistencia, clonación, bioterrorismo y otros tantos que, desafortunadamente en algunos casos, se han manifestado como un dominio experto de la ciencia en detrimento de la profesionalidad con compromiso social del médico.

Y es que el ejercicio en ciencias de la salud es la base del contrato social del médico y, en general, del profesional de la salud con la sociedad. Es ella en sí una fuerza estructuralmente es abilizadora y moralmente protectora de la sociedad. En la profesionalidad se integran los valores, las actitudes y las habilidades, que permiten a la sociedad confiar en el médico bajo la premisa de que antepondrá siempre la búsqueda del bienestar para sus pacientes, aun en detrimento del suyo.

Descargar PDF