Compartir

Sociedad Colombiana de Pediatría hace peticiones formales al Ministro de Salud

cora

Presentamos a nuestros pediatras a nivel nacional, las peticiones que mediante un comunicado escrito hicimos al ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria Uribe, con motivo de nuestra Junta Directiva realizada el pasado 24 de octubre. A dicha reunión, por inconvenientes de última hora, no pudo asistir el ministro, pero nos acompañó el viceministro Fernando Ruiz Gómez, quien dialogó con nosotros y recibió las inquietudes que transmitimos al ministro Gaviria mediante el comunicado.

Resumimos a continuación, los pun- tos centrales solicitados al MinSalud, con el fin de mantener informados a todos nuestros asociados:

La Junta Directiva de la Sociedad Colombiana de Pediatría (SCP) le pre- sentó un cordial y respetuoso saludo al viceministro. Le agradecimos su presencia en nuestra Junta Directiva Nacional, expresándole que espera- mos sea el comienzo de un diálogo fluido para tratar asuntos que, por su naturaleza, tanto a la cartera de salud nacional como a la Junta Directiva de la SCP les competen.

Le manifestamos al ministro Gaviria, por intermedio del viceministro, el incondicional apoyo para el fortale- cimiento de todas aquellas acciones que desde MinSalud se emprendan en aras de mejorar el estado de la salud y el bienestar de los niños, niñas y adolescentes del país.

Presentamos solo algunos puntos que representan para la SCP mayor preocupación, dadas las implicaciones en la salud y atención de la infancia y adolescencia:

1. Cierre de camas de pediatría: desde el año 2011, la Sociedad Colombiana de Pediatría viene recibiendo repor- tes de todas las regionales del país, debido al cierre de camas de servi- cios en pediatría. Desde esa época solicitamos formalmente tanto al Ministerio de Protección Social, hoy de Salud y Protección Social, como a algunas de las secretarías de Salud, la información sobre el cierre de estas camas. Con asombro encontramos que ninguna de las entidades conta- ba con la información, dado que los requisitos de habilitación requieren que las IPS de todos los niveles de complejidad reporten el número de camas que se abren y de ello se hace verificación por estas mismas entidades. Sin embargo, no ocurre lo mismo para el cierre de camas, ya que no está dentro de los requisitos de cierre de servicios la notificación del número de camas cerradas y estas no son reportadas a dichas entidades en las cifras correspondientes. Ante este panorama, la SCP se dio a la tarea de revisar la información, obteniendo datos entre los años 1999 y 2014, que anexamos en adjunto detallado y que demuestran que han sido cerradas múltiples camas por razones de rentabilidad negativa para las IPS públicas y privadas del país.

Sobre este tema, la SCP expresa su preocupación y solicita al MinSalud tomar las medidas pertinentes para salvaguardar la infraestructura, servi- cios y personal que permitan atender a la población pediátrica y adolescente. Para tales efectos, nos permitimos formular las siguientes propuestas:

–  La habilitación de hospitales generales debe tener las cuatro especialidades básicas, incluyen- do pediatría.

–  La base tarifaria debe ser mayor para la atención del paciente pediátrico, dado que los gastos de su atención son menores y la utilización de insumos, me- dicamentos y otros elementos de alto costo son mayores para los demás pacientes, dejando así menor rentabilidad que otros servicios.

2. Recurso humano de médicos pediatras: la SCP comparte la pre- ocupación por el déficit de médicos pediatras en el país, por lo cual pro- pone al MinSalud revisar el número de cupos anuales en las diferentes universidades. Nuestra Sociedad no comparte la propuesta de otorgar títulos por parte de los hospitales universitarios, dado que deben ser las universidades las que se encar- guen de mantener el componente de calidad en la formación de los médicos especialistas. Así mismo, la SCP plantea que se les realice una ca- pacitación a los médicos generales, para lo cual se pone a disposición, con el fin de que estos apoyen la labor de los profesionales de la salud con la especialidad en los servicios de urgencias de pediatría del país, pero siempre bajo la supervisión y apoyo del médico pediatra en altos niveles de complejidad.

3. Tiempodeatenciónenlaconsulta por pediatría: la SCP manifiesta su preocupación por los tiempos esta- blecidos de consulta por parte de las EPS e IPS del país; entidades que someten a los médicos pediatras a consultas de máximo 20 minutos y, en algunos casos, de 15, como tiempo máximo. El interrogatorio, la elaboración de antecedentes, la valoración del desarrollo, la revisión de la vacunación, la realización del examen físico, el diagnóstico, la ela- boración de pruebas diagnósticas, si llegan a ser necesarias; así como las recomendaciones y la educa- ción a la madre, padre y paciente, no son posibles en este tiempo, por lo cual el acto médico se está convirtiendo en un acto dirigido únicamente al motivo de consulta y su resolución, sin que se logre establecer toda la información y educación que se requiere para así prevenir enfermedades y detectar oportunamente otras alteraciones. En este sentido, solicitamos que se emita una comunicación desde el Ministerio para extender el tiempo de la consulta pediátrica como mínimo a 30 minutos por paciente.

4. Edad de atención en niños, niñas y adolescentes por pediatría: con- secuentes con lo consagrado en la Constitución Política, consideramos que son niños, niñas y adolescentes los menores de 18 años de edad. En este sentido, los servicios de pedia- tría deberán hacer la transición con el apoyo del MinSalud para atender a la población hasta esta edad e incorporar los servicios adecuados para los adolescentes, de los que hoy carecemos, a fin de brindar la mayor calidad posible de atención en esta población. Se propone en este punto, una mesa de trabajo con el MinSalud con el objeto de construir un plan a largo plazo para el fortalecimiento y crecimiento de los servicios en pediatría.

5. Crisis hospitalaria en el país: como parte del sistema general de salud del país, la atención de la población de niños, niñas y adolescentes se ve gravemente afectada por su crisis hospitalaria. Conocemos de la situación de alto riesgo finan- ciero de más de 420 hospitales en Colombia, así como la inminente liquidación de hospitales y clínicas en los diferentes departamentos; una crisis generada esencialmente por el no pago de las obligaciones de las EPS con las IPS y, en algunos casos, con temas de corrupción de quienes manejan las entidades públicas y privadas. Sin embargo, los ministerios de Hacienda y Salud no pueden permitir que quienes se vean castigados y afectados sean los pacientes pediátricos, su familia y el personal de salud, incluidos los médicos pediatras. Por esta razón, le pedimos al MinSalud que genere los mecanismos para que el pago de las EPS a IPS públicas y privadas se haga de manera rápida, evitando el cierre de servicios, dentro de ellos el de pediatría. Así mismo, que se fortalezcan las entidades de control y se denuncien ante la Fiscalía General de la Nación los actos de corrupción, tomando las medidas inmediatas en los centros hospitalarios para garantizar la utilización transparente de los dineros de la salud.

6. Situación laboral de médicos pediatras en el país: como conse- cuencia del punto anterior, cientos de médicos pediatras en Colombia están viviendo situaciones de contrataciones ilegales a través de terceros, el no pago oportuno de salarios, altas deudas laborales, y la no garantía de seguridad social y demás beneficios laborales. La SCP le solicita al MinSalud, por medio del Ministerio de Trabajo, que sea abierta una mesa de trabajo para analizar esta grave situación que viven los pediatras en muchas par- tes del país, así como que se creen los incentivos para el trabajo de los pediatras en las zonas apartadas del territorio nacional. Muestra de lo anterior y con base en los aconteci- mientos recientes, cabe mencionar la situación de los médicos espe- cialistas del Hospital Universitario de Villavicencio, a quienes se les está terminando su contrato para convocar a un intermediario que no es de la región, lo cual dejaría sin trabajo a los especialistas del Meta, con el único objetivo de bajar costos para la institución. Debe realizarse un diálogo y concertación con los profesionales del Meta, en los que los médicos pediatras puedan llegar a un acuerdo y así evitar este tipo de situaciones que atentan contra sus derechos, dignidad y respeto. Finalmente, propusimos una agenda

de trabajo conjunta para desarrollar estos y otros temas.

Nicolás Ignacio Ramos Rodríguez

Presidente Sociedad Colombiana de Pediatría (SCP)

Descargar PDF